3 Cosas que no sabías de los aceites esenciales…

OILS & AUTUMN
noviembre 9, 2015
¡Felices fiestas!
diciembre 28, 2015

Sabemos que los aceites esenciales contienen propiedades bioquímicas de plantas y flores de forma concentrada. Algunos de sus componenetes químicos más comunes son los terpenos, alcoholes, ésteres, cetonas, aldehídos y fenoles. La mayor parte de los aceites esenciales son antibacterianos, antifúngicos, antivirales, antiinflamatorios y antioxidantes.

Pero lo que pocos saben es que:

1.- Identifican la causa de la enfermedad a nivel celular:
Los aceites esenciales pueden penetrar la membrana celular y disipar el virus, mientras que los antibióticos solo pueden matar las bacterias que están afuera de la membrana celular. Una sola gota de aceite esencial contiene las suficientes moléculas para cubrir todas las células en nuestro cuerpo. Tan solo una molécula puede abrir un sitio receptor en nuestro cuerpo y comunicarse con el ADN para alterar la función celular.
2.- Pueden cambiar la bioquímica de tu sistema nervioso
Un estudio japonés descubrió que el inhalar aceites esenciales puede modular la actividad del sistema nervioso simpático. Ciertos aceites mostraron ser estimulantes, mientras que otros fueron relajantes. Por ejemplo, según el Dr. Mercola:
– El aceite esencial de pimienta negra, hinojo y naranja causaron un incremento entre 1.5 a 2.5 en la actividad del sistema nervioso simpático (midiendo el incremento en la presión sanguínea sistólica)
– El uso del aceite esencial de rosa y de pachulí resultó en una disminución del 40% en la actividad del sistema nervioso simpático
– El aceite esencial de pimienta indujo un incremento de 1.7 en la concentración de adrenalina en el plasma, mientras que el aceite de rosa causó una disminución de adrenalina del 30%.
– Otros aceites esenciales han demostrado una disminución mensurable en las hormonas del estrés –inhalar lavanda y romero mostraron reducir los niveles de cortisona.
3.- Los aceites esenciales no cultivarán súperbacterias
Se ha probado que las bacterias pueden mutar hasta formar diferentes cepas de “superbacterias” resistentes, las cuales se adaptan a los antibióticos. Los aceites esenciales nunca han creado una superbacteria. Ha habido cientos de estudios que prueban su efectividad clínica en la prevención de bacterias.

¿Todavía te queda alguna duda de su eficacia?

Hasta pronto,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *