Bienvenido Enero

Bienvenido Diciembre con aceites esenciales
diciembre 15, 2020

Ya tenemos aquí el mes de Enero y el nuevo año. Un nuevo ciclo que empezaba cargado de esperanza. Y que a medida que avanza nos arrastra hacia un lugar desconocido, un futuro incierto que nos reta a ser mas que nunca, a confiar mas que nunca.

Creo que se trata de contemplar lo que hemos sido para comprender lo que somos. Y abandonarlo, porque ya no nos sirve mas. Así me he sentido estos días. Muy quieta, muy hacia dentro y muy cansada. Abandonando cualquier propósito y expectativa más allá de estar en presencia conmigo misma. Viviendo cada instante y entregándome por completo a la vida.

Es tiempo de hibernar. Como aquella flor que extiende sus raíces hacia la desconocida oscuridad de la tierra y al mismo tiempo intuye una luz que todavía no es capaz de ver. Aguardando en silencio brotar. Y que con el primer rayo de sol se deshaga todo el hielo que envolvían su delicado tallo.

¿Porque nos resulta tan difícil a veces vernos como seres cíclicos, pertenecientes a los cambios de las estaciones y la naturaleza? ¿Porqué nos empeñamos en resistirnos al cambio? ¿Porqué no nos permitimos este viaje interior como una oportunidad para conocernos y amarnos mejor? ¿Qué es lo que tememos?

Y si como dice Mark Nepo “nos sentamos hasta que las cosas pendientes de hacer dejen de clamar, hasta que las voces que nos exhortan a hacerlas se derritan en nuestra mente como el hielo, hasta que las viejas heridas dejen de causar dolor a nuestros huesos, hasta que a todo lo que deseamos no le quede ya nada a lo que grita,

Yo te propongo acompañarte en estos tiempos de frío, silencio y desconcierto con aceites esenciales de raíces y cortezas. Para encontrar entre todo el ruido que hay fuera las voces que necesitan ser escuchadas y que entre todas ellas, elijas la tuya, siendo el silencio que necesitas ser.

Para ello te invito a inhalar la mezcla Surrender, con lavanda, limón, picea negra, ajedrea, angelica y manzanilla. Esta mezcla es rendición, entrega. Perfecta para poner en el difusor mientras meditáis o para hacer unas inhalaciones en vuestros rituales especiales. Porque no hay mayor certeza, hay algo que nos arrastra hasta aquello que necesitamos aprender.

PD; aquí tienes mi lista de música para este nuevo invierno, para que bailes, llores tus duelos y alegrias o te permitas sentir todo aquello que tu corazón anhela.

Con cariño,

Gloria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *