Confinamiento, emociones y Aromaterapia

Kit de inicio de aceites esenciales (una mirada emocional)
marzo 25, 2020
Aromaterapia 2.0
julio 2, 2020

A menudo las emociones nos arrastran, nos confunden, nos hacen sentir mal. Ya son más de 40 días de confinamiento y esta situación se ha convertido en la nueva rutina. Los días se confunden, las horas se solapan y caminamos erráticos a la espera de algún cambio. A esto se le llama sobrevivir y está muy lejos del camino de la consciencia. Y seguramente esto es a lo único que podamos aspirar por el momento y es mas que suficiente, pero ¿Y si existe un plan B?

Y aunque quizás nos asusta nos ofrece la oportunidad de adentrarnos en lo más profundo de nuestro ser para conocer el origen de nuestras emociones y darle el espacio y la importancia que se merecen.

Me contaba @veronica.gran https://www.veronicagran.com que en inglés la palabra emoción, describe a la perfección su auténtico significado. E- motion, es, energia en movimiento. Y la misma semana en la que compartíamos nuestras perspectivas acerca del fascinante mundo de las emociones, empezaba un curso con @matriusques https://matriusques.com para descubrir y adentrarme en todas mis voces. ¿Casualidad? No lo creo.

Casi todas nuestras experiencias proceden de interacciones que se dan con el ambiente externo. Y son nuestros sentidos los que conectan lo que sucede en el exterior con lo que se registra en nuestro cerebro. Cuando vivimos experiencias de gran carga emocional, ese momento y toda la información sensorial recibida en ese instante (un aroma, la música de fondo, la temperatura …) deja una huella de gran impacto y ese momento queda grabado neurológicamente en nuestro cerebro en forma de recuerdo.

Cada vez que recordamos algo, nuestro cuerpo experimenta de nuevo esas mismas sensaciones físicas y aunque se trate de un suceso del pasado, lo vivimos como si se tratara del presente y puede llegar a convertirse en nuestra realidad diaria sin darnos la opción a crear un nuevo futuro. Porque al experimentar cada día las mismas emociones, estamos también condicionados a tomar las mismas decisiones.

Llegados a este punto, la Aromaterapia puede ser una herramienta muy potente para transformar la relación que tenemos con ellas ( las emociones ) y ofrecernos la posibilidad de escoger un nuevo porvenir. En la medida en la que, a través de ese aroma, que está estrechamente vinculado a ese recuerdo, podemos revivir momentos de plena felicidad, calma o bienestar. O incluso sanar el dolor que nos trae una experiencia pasada profundizando en ella y comprendiéndola, para dejarla de nuevo en el lugar al que pertenece, el pasado. Aunque esta vez de una forma distinta y transformadora para nosotros. Porque las emociones no son buenas ni malas, pero nos ofrecen valiosa información de quienes somos y de cómo hemos conseguido sobrevivir a momentos de gran dificultad hasta nuestro momento presente. Por lo que, podríamos verlas también como nuestras aliadas si permitimos que se expresen con libertad a través de nosotros en lugar de integrarlas en nuestra mente como algo estático que determine nuestro ser.

Así que te propongo algo. En primer lugar, si te sientes desbordada, pide ayuda. No eres menos valiente ni menos fuerte. Todos deberíamos poder contar con alguien que nos haga de muleta mientras nos duele una pierna (¿se entiende la metáfora?). 

Y si eres de esas personas privilegiadas que tienes aceites esenciales en casa, inúndate de sus aromas. Inhala su poder para entrar en ti, expira la sensación que te provoca su aroma para liberar cualquier emoción.

Para ello puede usar un clásico, stress away, que a nivel emocional nos descarga de todas aquellas emociones que sostenemos a nivel físico y nos producen estrés, agotamiento mental o insomnio. Puedes aplicarlo en la planta de los pies por las noches para ayudarte a dormir o en la columna vertebral cada día si sientes que esta situación te está desestabilizando.

Otra maravillosa sinergia la puedes hacer tu misma con cedro, lavanda y naranja. El cedro nos aporta estructura, la lavanda equilibrio y la naranja optimismo. Pon 1 gota de cada en el difusor durante 30 minutos o prepara un spray de 30 ml de agua destilada con 15 gotas en total ( 4 de cedro, 5 de lavanda y 6 de naranja) para pulverizar tu almohada o rociar alrededor de tu cuerpo e inundarte en esa profunda sensación de equilibrio y bienestar.

Esta es solo una propuesta, una oportunidad para que recuperes tu autocapacidad de sanación. Para que transformes tu realidad y escribas tu propio futuro que, aunque incierto, te pertenece. Porque está en ti y en tu naturaleza.

Un abrazo y hasta pronto,

Gloria

6 Comments

  1. luisa dice:

    Buena presentación de aromaterapia en la cumbre Menstruita power.Me interesan los aromas

  2. Yeah. that’s what I was exploring for.. thanks. Reina Hastings Fredella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *